Hernias inguinales: ¿Qué es?, Síntomas y Tratamientos.

Hernias inguinales: ¿Qué es?, Síntomas y Tratamientos.

Una hernia se produce cuando un tejido, como parte del intestino, sobresale a través de un punto en los músculos abdominales. El bulto resultante puede ser doloroso, especialmente cuando toses, te inclinas o levantar objetos

En el caso de las hernias inguinales, son protuberancias en la ingle. Este tipo es más común en los hombres y puede desarrollarse hasta bajar al escroto; Alrededor del 75 por ciento de todas las hernias se presentan en la región inguinal.

Una hernia inguinal no es peligrosa en todos los casos, pero puede provocar complicaciones potencialmente mortales, recomendando cirugía para solucionar este problema, siendo un procedimiento quirúrgico frecuente.

Los factores que llevan al desarrollo de las hernias inguinales son defectos de origen congénito, se producen por una falta de cierre del conducto por el que desciende desde la cavidad abdominal hasta el escroto o el ligamento redondo en el sexo femenino, lo que hace que sea posible una hernia de las asas del intestino, o por defectos adquiridos, debido a la realización de esfuerzos a la hora de ir al baño, al toser, levantar objetos pesados, etc.

El principal síntoma es un bulto en el área de la pubi que causa una sensación de ardor o de dolor en el área del bult, también el Dolor, incomodidad, debilidad, presión en la ingle y de vez en cuando, dolor e hinchazón alrededor de los testículos cuando la parte sobresaliente del intestino desciende e ingresa al escroto.

La cirugía es el único tratamiento que proporcionará al paciente una reparación permanente, aunque puede ser un factor de riesgo en personas con problemas graves de salud; Este tratamiento repara el tejido debilitado y a veces puede realizarse con parches de tejidos sintéticos.

Las personas que se consideran más propensas a desarrollar una hernia son aquellas que cuentan con un historial familiar donde se hayan producido, con fibrosis quística o criptorquidia y, además, aquellas que padezcan sobrepeso.

Las hernias pueden presentarse al nacer, pero es posible que la protuberancia no sea notoria hasta que hayan pasado unos años, sobre todo en el caso de las hernias inguinales, que es más común en los niños. Aun así, éstos no suelen presentar síntomas hasta que son adultos.

No Comments

Post A Comment