Mitos y hechos sobre la obesidad

Mitos y hechos sobre la obesidad

La obesidad y el sobrepeso siguen en ascenso; más que afectar el aspecto estético, la obesidad conlleva una serie de afectaciones negativas para la salud a nivel cardiovascular, osteoarticular, incidencia de diabetes o incluso algunos tipos de cáncer.

Con el avance de los estudios científicos el conocimiento sobre la obesidad se ha mejorado, pero en muchos los conocimientos se quedan en entornos de personas que ya los conocen, mientras que la población asume algunos mitos como ciertos.

Una reflexión acerca de 2 de estos mitos, junto con otros 2 hechos pueden ayudar a ir combatiendo la obesidad.

Mitos

Cambios pequeños en el consumo o gasto energético, producen una gran cantidad de pérdida de peso a largo plazo.

Si consideramos que para consumir un kg de grasa corporal necesitamos gastar 3500 kcal extras, simplemente gastando 100 kcal más por día produciría una pérdida de peso de más de 20kg a cinco años. La realidad es que el cuerpo se adapta a ese tipo de reducciones, que existen períodos del año donde se consumen más kcal diarias.

Grandes pérdidas de peso en corto plazo de tiempo, se asocian con un efecto reboté o peores perspectivas que una pérdida más moderada y gradual en el tiempo.

Sin tener en cuenta que el cuerpo humano es un sistema adaptativo complejo, que tenderá a mantener el peso que ha ganado y le resulta más sencillo almacenar grasa, que deshacerse de ella; se ha comprobado que una disminución más rápida en el peso corporal, produce una mayor cantidad de pérdida de peso total.

Hechos

La herencia genética no es el factor principal ni más importante para desarrollar obesidad.

Los factores genéticos que pueden combatirse para prevenir y tratar la obesidad, son los siguientes:

  • La mayor parte de estudios genéticos en grandes poblaciones, no controlan precisamente estos dos factores clave en el desarrollo de la enfermedad, con lo que los resultados son bastante pobres, inconcluyentes y con apenas claridad que relacionen algún tipo de gen concreto y obesidad.
  • En uno de los pocos estudios comparando a gemelos monocigóticos donde uno ha entrenado a largo plazo y el otro no, se ve cómo claramente el gemelo que entrena tiene una mayor expresión de fibras musculares relacionadas con la resistencia, bastante mayor consumo de oxígeno, 1 casi un 10% de grasa menor.
La intensidad y cantidad de ejercicio físico, son claves para incrementar la salud (se pierda peso o no), y para mantener las pérdidas de peso conseguidas.

Sin misterios: cuantas más horas de entrenamiento a intensidad moderada y/o vigorosa a la semana que se realizan, menos probabilidad de incrementar de peso, y mejores resultados en cuanto a pérdida de grasa corporal y mantenimiento a medio-largo plazo de dichas pérdidas.

Con información de Gym Factory

No Comments

Post A Comment